Las cabañuelas. Predicción meteorológica.

Las cabañuelas. Predicción meteorológica.

Las cabañuelas es un método de predicción meteorológica cuyo origen se remonta a la civilización Maya. Los mayas utilizaban este sistema para predecir el tiempo de su quehaceres agrí­colas. El origen del término cabañuelas proviene del nombre caban, término con el que designaban a uno de los dí­as de la semana del calendario Maya. El  año Maya consta de 19 meses, y cada mes era de 20 dí­as, uno de estos dí­as, era el caban”

 

calend

 

Las cabañuelas consisten en predecir el tiempo que va hacer el año venidero, y se realiza en el mes de agosto. Constan de dos parte; las cabañuelas y  las retornas. Las cabañuelas van hacia abajo y las retornas van hacia arriba. El dí­a 1 serí­a el dí­a del juicio universal, el dí­a 2 corresponderí­a al mes de enero, el dí­a 3 al mes de febrero y así­ hasta llegar al dí­a 13 que serí­a diciembre. Las retornas serí­an al contrario hacia arriba. Así­ el dí­a 14 serí­a diciembre, el dí­a 15 noviembre y así­ sucesivamente hasta llegar al dí­a 24 que serí­a enero. Después se casan todos los datos que hayamos recogido y de ellos salen las cabañuelas, explica Alfonso Cuenca Garcí­a, del Centro de Interpretación De Las Cabañuelas C.E.I.C.A. de Jaén.

Captura

No es cierto que las cabañuelas estén reñidas con las predicciones meteorológicas actuales. De hecho, con los conocimientos de unos y los conocimientos de los otros se puede predecir mucho mejor el tiempo,  y así­ anticiparse a los fenómenos atmosféricos que hay, y prevenir muchas catástrofes que hoy en dí­a se producen.

Alfonso Cuenca, cuenta que las cabañuelas indican un invierno más seco de lo normal, con bastantes nieblas matinales y unas temperaturas de primavera no habituales en estas fechas. Febrero será el único mes que tendremos con lluvias, que serán débiles y algo tormentosas, y a principios de marzo tendremos bastante sol con temperaturas más altas de lo habitual. En la segunda quincena volverán otra vez las lluvias y algunas tormentas.

 

El propio cabañuelista Alfonso Cuenca afirma que esta estimación no es una ciencia exacta, aunque el problema no radica en que la naturaleza no dé los indicios necesarios, sino en que se escapen algunos flecos a la hora de interpretarlos.

Sin embargo, por el momento, su lectura ha sido bastante exacta. Parece que la semana que viene será débil, pero a comienzos de octubre espera unos dí­as de precipitaciones generalizadas. Las cabañuelas parece que indican un invierno seco, pero una primavera lluviosa. Quizá lo que más pueda inquietar de su cálculo es que considera que habrá lluvias generalizadas a partir del 20 de marzo, que es Domingo de Ramos. No obstante, en ocasiones, también falla.

cabanuelas

 

No Comments

Post A Comment